Consejos de Basilea: eventos importantes, sorteos y ofertas de paquetes

Suscríbase ya

Los distintos papeles de los celebrantes

Hay muchas formas de participar activamente en el Carnaval: como Pfyffer, Tambour, Schnitzelbänggler, Guggenmusiker...

Anualmente se inscriben en el Cortège oficial más de 300 Cliquen, carrozas y Guggenmusiken, a los que hay que añadir más de 100 Schnitzelbänkler y numerosas máscaras individuales o pequeños grupos disfrazados que recorren las calles de Basilea sin tomar parte en el desfile propiamente dicho. Para el Carnaval se pintan a mano más de 200 faroles.

Clique

Cliquen

Las primeras Cliquen surgieron hacia mediados del siglo XIX a partir de diferentes sociedades y agrupaciones de Basilea. Alrededor de 1870 se constituyeron las primeras sociedades destinadas exclusivamente a participar en el Carnaval. A menudo correspondían a barrios o suburbios de Basilea, lo que aún se refleja en algunos de sus nombres como Stainlemer, Spale o Glaibasler. Durante los tres días del Carnaval, las Cliquen recorren las calles con tambores y pífanos tocando marchas tradicionales o ritmos más modernos.

Guggen

Guggenmusiken

Desde mediados del siglo XIX se incorporaron bandas de viento a los desfiles de Carnaval, mientras que los grupos de acordeón y de mandolina desaparecieron en las primeras décadas del siglo XX. Las bandas de viento dieron lugar a las Guggenmusiken. Actualmente hay unas 70 de estas bandas, con un total de más de 2000 miembros. Además de participar en el desfile oficial, las Guggenmusiken ofrecen conciertos en las plazas y en los abarrotados bares y tabernas del casco viejo, especialmente en la tarde y noche del martes.

Wagencliquen

Wagencliquen

Un componente destacado del Cortège son las Wagencliquen, comparsas cuyas elaboradas y artísticas carrozas también representan y satirizan temas de actualidad. Las máscaras reparten flores desde la carroza, pero también naranjas, golosinas y otros obsequios, siempre acompañados por una buena dosis de confeti.

Schnitzelbänk

Schnitzelbänkler

En sus poemas, que terminan siempre con un giro humorístico inesperado, los Schnitzelbänkler analizan satíricamente cuestiones de la actualidad política, deportiva, económica y social del año anterior. Generalmente existe un acompañamiento musical, con melodías tradicionales de los romances de ciego o inspiradas en canciones de moda. Se los puede encontrar sobre todo a última hora del día, tanto en los Cliquenkeller como en otros locales.